• Radware

El futuro del trabajo: la fuerza laboral híbrida

Por Anna Convery-Pelletier - 1 de diciembre de 2020



Desde la aparición de la pandemia, los empleados de todo el mundo se han adaptado a una rutina de trabajo remoto. A medida que las empresas planifican el futuro, intentan decidir cuál es el mejor camino a seguir para el futuro del trabajo. La pandemia desmitificó el proceso de trabajar desde casa y, como resultado, muchas organizaciones están buscando un nuevo modelo híbrido que combine el trabajo remoto y la colaboración en la oficina. Si bien el Covid-19 nos obligó a aceptar el ultimátum de “trabajo remoto” o “no trabajar”, ​​también ha traído beneficios sorprendentes.


Mayor productividad y satisfacción de los empleados


El temor secreto de que los empleados que trabajan desde casa son menos productivos resultó ser una falacia. De hecho, según una encuesta global reciente de mi empresa hecha a 260 altos ejecutivos, estos revelaron que los trabajadores habían mejorado significativamente su productividad desde que trabajaban de forma remota. La mayor eficiencia se puede atribuir a la falta de desplazamientos, menos distracciones en el lugar de trabajo y una mayor libertad para trabajar durante las horas más convenientes para cada individuo.


Trabajar de forma remota es una de las ofertas más deseadas por quienes buscan empleo. Según Mom Corps, una empresa nacional de dotación de personal flexible, el 42% de los empleados aceptarían un recorte salarial para obtener opciones de trabajo más flexibles. El hecho de que los empleados estén dispuestos a cobrar menos a cambio de la posibilidad de trabajar desde casa muestra el valor que le dan al equilibrio entre su vida laboral y personal. Los encuestados también encontraron que los empleados remotos han mejorado el equilibrio entre su vida personal y laboral, y las tasas de retención han crecido en un 46%. Con planes de trabajo flexibles, los empleados tienden a sentirse más felices, lo que hace que quieran ser leales a sus empresas.



Huella de carbono y costos comerciales reducidos


En la encuesta reciente de Hubstaff hecha a 400 propietarios de empresas acerca de sus opiniones sobre la pandemia se descubrió que el trabajo remoto ayudó a prevenir despidos en el 66% de las empresas, y que el 44% esperaba que sus ganancias aumentaran. Al no tener que mantener un edificio físico, los empleadores pueden reducir drásticamente los costos de alquiler, suministros de oficina, servicios públicos, etc., y reinvertir esos ahorros en el crecimiento de la empresa.


La tierra también está experimentando beneficios ambientales por la reducción de los viajes, lo que ha aliviado el estrés de nuestros sistemas de transporte y carreteras sobrecargadas, y ha contribuido a una disminución notable de la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero en todo el mundo. Este año, los expertos de Carbon Brief predicen que los impactos ambientales del bloqueo del coronavirus contribuirán a la mayor caída anual en las emisiones mundiales de dióxido de carbono.


[También puede interesarte Making Smart Decisions in Uncertain Times]



Un cambio a las operaciones remotas


Nuestra forma de trabajar ha cambiado drásticamente. Después de experimentar con empleados que trabajan desde casa, muchas empresas han implementado cambios a largo plazo. Google anunció que sus aproximadamente 200.000 empleados continuarán trabajando desde sus casas hasta al menos el próximo verano. Facebook también está extendiendo su política de trabajo desde casa hasta julio del próximo año y Twitter les dijo a sus empleados que pueden quedarse en casa indefinidamente.


Las empresas que nunca antes habían ofrecido trabajo remoto ahora lo están adoptando. En contraste con las políticas de trabajo desde casa anteriores a la pandemia, nuestra encuesta encontró que más del 80% de los encuestados cree que, en el futuro, los empleados pasarán al menos una cuarta parte de su tiempo trabajando desde casa.


Muchas empresas ahora están planeando reducir el espacio de oficinas, o ya lo han hecho, ya que esperan que una cantidad importante de su personal continúe trabajando de forma remota en los años 2021 y 2022. Las organizaciones de todo el mundo están considerando modelos de trabajo híbridos alternativos en el futuro, que incluyen comunicaciones en persona y operaciones remotas.



¿Cómo será el lugar de trabajo híbrido?


Desde que comenzó la pandemia, las empresas han reconsiderado cómo utilizar mejor sus espacios de oficinas. Si bien es probable que muchas empresas sigan manteniendo oficinas físicas, está claro que estas serán diferentes. Habrá un cambio en la forma en que trabajamos en las oficinas y en cómo sus estructuras físicas y diseños se utilizarán para la colaboración.


Por ejemplo, una estrategia podría ser tener días específicos para reuniones en persona y colaboración, y otros días asignados para el trabajo remoto. Las reuniones en persona pueden reservarse para sesiones de brainstorming, presentación de nuevos proyectos o ejercicios de creación de equipos, mientras que los días remotos serían para trabajos que se pueden realizar de manera individual. La oficina podría rediseñarse y reorganizarse eliminando los cubículos y creando más espacios para reuniones colaborativas.


[También puede interesarte: What Has the Pandemic Taught Us About Business Resiliency?]



Gestión de la ciberseguridad en el lugar de trabajo


A medida que las organizaciones cambian al modelo híbrido, implementar nuevas estrategias es fundamental para asegurar a los empleados remotos, proteger sus activos digitales y protegerse contra las amenazas cibernéticas. La pandemia de Covid-19 desencadenó una migración acelerada de las aplicaciones e infraestructuras empresariales a la nube. Según nuestra encuesta, el 76% de las empresas adoptaron los servicios en la nube más rápido de lo planeado, lo que aumentó involuntariamente las superficies de ataque y creó brechas de seguridad para los piratas informáticos. De hecho, el FBI reportó un aumento de 4000 nuevas quejas por problemas de ciberseguridad por día, un aumento del 400%, después de la aparición de la pandemia.

Muchas empresas reaccionaron bien y actuaron rápidamente para apoyar a los clientes y proveedores, y para conectar una fuerza laboral remota con el equipo. No obstante, este enfoque reactivo solo llega hasta cierto punto. Es importante que las empresas consideren un plan a largo plazo sobre cómo brindar seguridad a los empleados y proteger sus activos digitales en un momento en el que los ciberdelincuentes cuentan con una mayor superficie para llevar a cabo sus ataques. Ha llegado el momento de adoptar un enfoque más estratégico de la seguridad a medida que las empresas adoptan una nueva fuerza laboral híbrida que admite el trabajo remoto.


La pandemia del Covid-19 ha desafiado y cambiado cuántos de nosotros hacemos nuestro trabajo, sin embargo, con una buena dirección, estrategias bien pensadas y la tecnología adecuada, trabajar de forma remota en un lugar de trabajo híbrido puede ser un cambio positivo en el mundo pospandémico.


Nota: Una versión de este artículo apareció originalmente en Forbes


32 vistas0 comentarios
  • Facebook
  • YouTube
  • Twitter
  • Gris LinkedIn Icon